Take a fresh look at your lifestyle.

Una auténtica persona poderosa no es necesariamente la más fuerte

A primera vista, las palabras fuerza y poder pueden sonar como si siempre estuvieran tomadas de la mano, ya que vivimos en un mundo donde nos han programado para admirar a la persona poderosa, así como también a la persona más fuerte, al país más fuerte, a la figura política, al miembro de la familia, etc.Persona poderosa

Puede ser más difícil para algunos de nosotros ser capaces de discernir la diferencia entre las dos cosas, ya que la fuerza puede ser definida por cualquier número de cosas, como la fuerza física, la fuerza adquisitiva del dinero, la posición más alta en un trabajo, etc.

“El poder sobre los demás es debilidad disfrazada de fuerza. El verdadero poder está dentro y está disponible para ti ahora.” ~ Eckhart Tolle

La persona poderosa Vs. la persona fuerte:

Aquellos que viven, dentro de los parámetros de los sistemas de creencias tridimensionales, pueden resonar con la frase, “el poder es igual al derecho“…  incluso a nivel emocional. ¿Cuántas veces hemos escuchado a alguien decir “soy una persona fuerte porque he pasado por mucho”?

Ahora, reemplaza esa oración con la palabra poder, e inmediatamente podrás sentir la diferencia en la energía entre las dos. Una persona fuerte necesita un enemigo, o un oponente para reforzar su fuerza, mientras que una persona poderosa, no necesita un oponente. Alinearse con el poder vs. la fuerza es un resultado directo de entrar en nuestro propio dominio interior.

5 maneras de discernir entre una persona fuerte y una poderosa:

A continuación, te mostramos 5 formas que te ayudarán a discernir entre una persona fuerte y una persona poderosa, y a determinar tu  autenticidad.

La gente exitosa nunca se preocupa por lo que otros están haciendo.

1. La fuerza se compara a sí misma con los demás, el poder se compara a sí mismo.

La fuerza necesita cierto nivel de resistencia, para seguir haciéndose “más fuerte”. Un país “fuerte” necesita países “más débiles”, para lograr compararse, una persona fuerte, necesita circunstancias perjudiciales de las cuales lograr alimentarse.

Una persona poderosa

Y es debido a este hecho, que la fuerza no es realmente fuerte por sí misma, sino que necesita ser comparada con otras. Una persona poderosa no requiere que nadie se alinee con el poder, y es por éste hecho, que el poder no requiere que otros sean débiles para brillar en sí mismo.

2. La fuerza usa el miedo, el poder usa el amor

Cada vez que vemos a alguien utilizando tácticas basadas en el miedo, para manipular o controlar las acciones de otros, es una señal segura de una entidad que no reside en su poderío. Una persona poderosa no necesita asustar a otros, para ganarse su respeto, sólo los ama y siente empatía con ellos porque saben, que no hay fuerza más poderosa que el amor.

“Lo más humilde es lo más grande. El mejor oyente es la persona más poderosa de la sala. El más desinteresado siempre gana (aunque parezca que no lo hace)”. ~ Robin Sharma

No es que una persona poderosa no tome las medidas apropiadas si, por ejemplo, es testigo de que alguien ha sido abusado o amenazado por otro, es sólo que el poder no necesita vivir bajo la amenaza de un ataque en un momento dado.

El poder usa su fuerza cuando es necesario, pero no vive con miedo a situaciones hipotéticas, o a escenarios hipotéticos.

3. La fuerza necesita “seguidores”, el poder no necesita a nadie

Una persona fuerte, necesita que reforzar su imagen. Lo hace tratando de ganar seguidores, sujetos, gente a la que manejar, como una prueba de lo fuertes que es en realidad. La fuerza usa a otros como una mercancía para promover su propia imagen, mientras que al poderoso no le interesan los números.

No importa si una persona los “sigue” o 5 millones, su mensaje sigue siendo el mismo. Y ese mensaje tiene todo que ver con ellos mismos, y con su propia integridad interior, y nada que ver con ganar concursos de popularidad.

 “Deja de buscar las respuestas de los extraños. Las respuestas a tu vida están dentro de ti. Sólo tú sabes lo que hace que tu corazón se sienta como en casa. Sólo tú puedes oír tu voz interior. La clave está en hacer las preguntas correctas”. ~ C. Nordyke

4. La fuerza busca respuestas en el exterior, y poder en el interior

La fuerza siempre necesita de la realidad externa, para su propio refuerzo de imagen, y para mantener su posición sobre los demás, mientras que el poder, siempre confía en su propia intuición, por encima de los demás.

Un ser poderoso

Por supuesto que habrá momentos en nuestras vidas, en los que la realidad exterior nos dé una respuesta, a algo que hemos estado buscando, o nos explique algo, de una manera que no habíamos pensado, pero una persona poderosa, siempre prueba todas las teorías, contra su propio sistema de guía interna, y elige seguir eso, en lugar de seguir ciegamente, o creer en algo.

5. La fuerza es fuerte, el poder es silencioso

La fuerza nos dice lo fuertes que son muchos.Y se jacta de sus posesiones externas o adquisiciones materiales, mientras que el poder, no requiere hacer esto para sentirse poderoso. Puesto que la fuerza necesita seguidores, requiere que otros “crean” en ellos en algún nivel.

La fuerza utiliza todos sus logros, para presentar la evidencia de su fuerza. Y los logros no están mal, ni tampoco lo está el comprar cosas bonitas, pero el poder no necesita hablar de estas cosas, para ganarse algún tipo de admiración. La persona poderosa encuentra la mayor confianza y seguridad dentro de su propio silencio interior!

Quizá te interese conocer la forma en que El Poder Del Silencio transforma tu vida y tu ser!

1 comentario
  1. Anna dice

    Hola buenas tardes bendita Yajaira.
    Leo muy a menudo sus empoderadores artículos y me hacen mucho bien.
    Acabo de descubrir, con alegría, sus nuevos aportes y le agradezco mucho que dedique su tiempo a ayudar a tantas personas como yo.
    Un saludo desde Europa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.