Take a fresh look at your lifestyle.

Las Maravillosas Propiedades De Las Ondas Gamma Cerebrales

Las ondas gamma cerebrales son un patrón de frecuencia de actividad cerebral normal, el cual mide entre 25 y 100 Hz, siendo alrededor de 40 Hz típico en los seres humanos.

Cuando logramos producir en nuestro cerebro ondas gamma elevadas, podemos lograr un mayor procesamiento mental. Así como una mayor felicidad, una mejor percepción de la realidad, un enfoque increíble, un mejor autocontrol y una experiencia sensorial más rica.

Nos sumergimos en un estado de unión con la creación, y de bendiciones ilimitadas inmersas en un mar de profundo amor incondicional.

Ondas gamma

Las ondas gamma cerebrales elevadas nos brindan una grata sensación de estar bendecidos.

Que son en realidad las ondas gamma cerebrales?

Las ondas gamma eran esencialmente desconocidas, antes del desarrollo de los registradores digitales de EEG (electroencefalografía). Ya que la electroencefalografía analógica no podía medir las ondas cerebrales a esa alta frecuencia (su límite superior es de unos 25 Hz).

Ahora, los neurocientíficos están empezando a descubrir las maravillosas propiedades del cerebro, cuando produce la frecuencia gamma.

No confundas las ondas cerebrales gamma con los rayos gamma. Si estás imaginando un experimento de laboratorio que salió mal, como en el Increíble Hulk, ten la seguridad de que los rayos gamma y las ondas cerebrales gamma NO son la misma cosa.

Los rayos gamma son las ondas más energéticas del espectro electromagnético. En la Tierra, las explosiones nucleares y los rayos producen rayos gamma.

La única similitud entre un rayo gamma y una onda gamma cerebral, es que su frecuencia es extremadamente rápida, con una amplitud pequeña.

Las ondas cerebrales gamma, son la frecuencia de ondas cerebrales más rápidas con la menor amplitud. Se asocian con el “sentimiento de bendición” de los meditadores experimentados, como monjes y monjas, y con una concentración máxima y niveles extremadamente altos de funcionamiento cognitivo.

Lo que opinan los científicos:

Los neurocientíficos creen, que las ondas gamma son capaces de vincular la información de todas las partes del cerebro, y no sólo eso, sino que todo el cerebro está influenciado por la onda gamma.

La onda gamma se origina en el tálamo, y se mueve desde la parte posterior del cerebro hacia adelante y hacia atrás 40 veces por segundo. Esta rápida acción de “barrido total” hace que el estado gamma sea de máximo rendimiento mental y físico. Gamma es el estado de onda cerebral de estar “en la Zona”, esa que nos da la sensación de que podemos hacer cualquier cosa.

Emitiendo ondas gamma cerebrales

Todo el mundo tiene actividad de ondas cerebrales gamma, pero la cantidad de ondas gamma producidas varía. Las bajas cantidades de actividad de ondas cerebrales gamma se han relacionado con dificultades de aprendizaje, mala memoria y deterioro del procesamiento mental.

Beneficios de las ondas gamma:

Las personas con niveles muy altos de actividad gamma son excepcionalmente inteligentes, compasivas, felices, y tienen excelentes recuerdos y un fuerte autocontrol. Las puntuaciones de coeficiente intelectual  de las personas con actividad de onda gamma alta son correspondientemente altas. La actividad gamma alta también corresponde a un estado de rendimiento máximo.

Los atletas de élite, los músicos de primera categoría, y los mejores en todos los campos, producen muchas más ondas gamma que el promedio.

Mayor recuperación de la memoria

Se sabe que la frecuencia de 40 Hz regula el procesamiento de la memoria; las personas con actividad gamma alta tienen una recuperación de la memoria excepcionalmente vívida y rápida.

Aumento de la percepción sensorial

Los sentidos se intensifican cuando el cerebro produce ondas gamma. Los alimentos saben mejor; la visión y la audición se agudizan; el sentido del olfato se vuelve más poderoso; y su cerebro se vuelve mucho más sensible a todos los estímulos sensoriales. Esto permite una experiencia sensorial mucho más rica y una mejor percepción de la realidad.

Mayor enfoque

Pero este enfoque mejorado no está necesariamente dirigido a un objeto o tarea individual. En el estado gamma, su cerebro es capaz de procesar toda la información sensorial de forma más rápida y completa con una mayor sensibilidad; y combinar todo el escenario en una experiencia altamente memorable.

Otros beneficios comprobados de las ondas gamma

Las personas con actividad de alta gama, pueden recordar todo sobre cualquier evento memorable, la comida que comieron, la música que escucharon, las conversaciones, los nombres de las personas que conocieron, la temperatura del aire, etc.

Una de las propiedades más notables del estado gamma es la velocidad de procesamiento: el cerebro es capaz de procesar cantidades increíbles de información muy rápidamente, recordarla y recuperarla más tarde.

Velocidad de la actividad cerebral en gamma

Las personas con actividad de alta gama son naturalmente más felices, más tranquilas y más en paz. Este es el mejor antidepresivo de la naturaleza (las personas que sufren de depresión, típicamente tienen una actividad gamma muy baja). Las ondas gamma están presentes durante el sueño REM y la visualización.

La compasión viene de un sentimiento de unidad con toda la creación. Este es el “sentimiento de bendiciones” y el éxtasis que acompaña a los altos niveles de actividad de ondas cerebrales gamma.

Propiedades de las ondas cerebrales gamma

Probablemente te estás preguntando cómo puedes experimentar un mayor procesamiento mental, felicidad, una mejor percepción de la realidad, un enfoque increíble, un mejor autocontrol y una experiencia sensorial más rica, que viene con estar en la alta gama. La respuesta es simple: meditar.

Los neurocientíficos creen,que las personas pueden entrenarse para producir más de la frecuencia gamma, y se cree que enfocarse en la compasión y el amor, es la manera de hacer esto.

Cuando miras a los atletas de élite, puedes ver cómo el amor crea el estado gamma.  Ellos aman lo que están haciendo, y están inmersos en lo que aman. ¡Así que el estado gamma es un estado natural de conciencia para ellos!

Aumenta tus ondas cerebrales gamma:

La meditación agudiza tus habilidades mentales, pero al aprender a producir más ondas cerebrales gamma, usarás tu cerebro en su mayor capacidad.

Es tan simple como ponerse los auriculares y usar un audio de meditación, para guiarte suavemente a un estado de relajación. Y luego, cuando tu cerebro y tu cuerpo estén relajados y felices, concéntrate en el amor y la compasión.

Se han realizado muchos estudios sobre meditadores experimentados, sobre todo monjes budistas tibetanos y monjas celestinas. Ambos grupos demostraron la capacidad de producir ondas gamma durante la meditación.

Meditando para lograr el estado de ondas gamma

Los estudios mostraron un aumento significativo en la actividad cerebral, en la corteza prefrontal izquierda (asociada con el autocontrol, la felicidad y la compasión), y una gran reducción de la actividad en la amígdala, el centro de lucha o de fuga del cerebro. Esto sugiere que la meditación puede realmente hacerte una persona más feliz y compasiva.

Algo notable sucedió, cuando se les pidió a los monjes en el estudio, que se concentraran en los sentimientos de compasión: su cerebro casi inmediatamente entró en la frecuencia gamma en un patrón muy rítmico y coherente. Alimento para el pensamiento… ¿tal vez la meditación de la compasión hace que el cerebro “arda” al ritmo de la conciencia universal?

A medida que meditas, con la ayuda de la música de meditación, y empiezas a sentir ese maravilloso calor de la unicidad, donde pierdes el sentido del yo y te “sumerges” en la conciencia universal, captura ese sentimiento. Concéntrate en ello. Expande sobre ello. Personalízalo.

Siente el amor que emana de ti y te impregna. Concéntrate en el amor….y pronto sentirás el éxtasis y la dicha de experimentar las ondas gamma cerebrales!

Te invito a conocer más sobre Tus Ondas Cerebrales y alcanza su máxima capacidad!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.