Take a fresh look at your lifestyle.

¿Vibración Energética Baja? Aplica Estos 5 Métodos Para Subirla

La vibración energética no es algo con lo que todo el mundo esté en sintonía.  Claro, sentimos las “vibraciones” alrededor de ciertas personas, o en algunos lugares o situaciones, pero es más fácil estar en sintonía con las vibraciones de otras personas que con las nuestras, por lo que muy a menudo subsistimos con una vibración energética baja.

Las actitudes de otras personas y sus circunstancias, tienden a envolvernos de tal forma, que nos impide mantener nuestro propio nivel de energía, dejándonos llevar por las emociones y permitiendo ser afectados de tal manera que transcurrimos nuestros días en medio de una vibración energética baja.

Vibración energética baja

Los pensamientos y acciones positivas son una buena herramienta para elevar nuestra vibración energética.

Aplica estas 5 formas de elevarte, si tu vibración energética baja

Aquí hay cinco maneras de estar en sintonía contigo mismo para que puedas elevar tu vibración si estás resbalando y mantenerla alta diariamente.

1. Comprueba tu estado de ánimo

¿Eres feliz, enérgico, entusiasta y brillante? ¿O estás de mal humor, deprimido, letárgico, enojado o resentido? La tristeza persistente, la ira u otras emociones negativas señalan una vibración baja. Pero tienes el poder de cambiar tu estado de ánimo.

Tus estados de ánimo negativos son importantes. No los niegues, son importantes para tu autoconciencia, pero intenta elevarte por encima de ellos lo más rápido posible.

La forma más sencilla es reconocer: “Me siento (triste, enojado, celoso, etc.)”. Parte de este reconocimiento implica saber que tú no eres tus sentimientos. Son experiencias temporales y eso es todo. Ellos no son tú.

Identificando los sentimientos que producen baja de energía

Así que nunca digas: “Estoy triste” o “Estoy enojado”. Tú no eres esas cosas. Puedes decir: “Me siento triste” o “Me siento enojado”. ¿Ves la diferencia?

A menudo, el solo hecho de expresar el hecho de que te sientes de cierta manera le quita el enfoque al problema, poniéndolo en el sentimiento, y entonces es más fácil dejar que se mueva a través de ti y se disipe.

Si te concentras en el problema, los sentimientos continúan, pero si te concentras en el sentimiento y no le das energía mental al problema, los sentimientos pasarán.

SOLUCIÓN: ¡sonríe!

Falsifica una sonrisa si tienes que hacerlo, pero que dure al menos 2 minutos para un levantador de ánimo científicamente probado!

Crea un sano ambiente de sonrisas, donde mantener tu vibración energética en perfecto equilibrio.

2. Comprueba tus resultados

Una alta vibración se manifiesta como resultados positivos; una baja vibración se manifiesta como resultados negativos. Si las cosas estaban yendo bien y luego de repente tomaron un giro hacia lo peor, se debe a una disminución de tu vibración.

Ten en cuenta que tus circunstancias son el resultado de las vibraciones del pasado, sin embargo, es posible que todavía estés lidiando con el residuo de las formas en que solías vibrar.

SOLUCIÓN: ¡ten paciencia, mantén tus vibraciones tan altas como puedas, y las cosas volverán a subir!

3. Comprueba tu mente

Tus procesos mentales se ven directamente afectados por tu vibración.

Comprobando procesos mentales para elevar la vibración energética

Una alta vibración se caracteriza por un pensamiento agudo, un aprendizaje rápido, una memoria fácil de recordar, una resolución de problemas de forma innovadora y una gran creatividad.

La baja vibración se caracteriza por la lentitud del pensamiento, la lentitud en el aprendizaje, la “niebla mental”, la mala memoria, el estancamiento en los problemas y los bloqueos creativos.

SOLUCIÓN: ¡inspira a tu artista interior! JUEGA. Haz algo que te guste hacer y que no tenga absolutamente nada que ver con tus responsabilidades. Estimula tu mente con esta actividad querida hasta que te sientas mejor. ¡No tomará mucho tiempo!

Distraer tu mente de situaciones que tienden a bajar tu energía vibratoria, es una opción perfecta para recuperarte.

4. Revisa tu cuerpo

Tu cuerpo físico tiene muchas pistas sobre tu vibración energética.

Dolores de cabeza, fatiga, problemas digestivos, problemas de piel, trastornos del sueño, baja libido y enfermedades frecuentes son síntomas comunes de baja vibración. Todos ellos se remontan a la energía.

Son síntomas que pueden parecer tener una causa física, pero en realidad una causa “física” también está en su raíz, una causa energética.

Si alguna vez has pasado por un período difícil a largo plazo, sabes que afectó tu salud y vitalidad. Del mismo modo, estar enamorado y hacer algo que amas estimula la buena salud.

pocas vibraciones

SOLUCIÓN: escucha lo que tu cuerpo te está diciendo. Tú puedes estar tan acostumbrado a sentirte deprimido o estresado que ni siquiera lo notas. Pero tu cuerpo sí. Responderá con fatiga, problemas de sueño y muchos otros síntomas. No tomes ninguna pista física a la ligera. A la menor señal de que tu vibración energética baja, toma acción.

Un nivel de energía vibratoria elevado, es garantía de muy buena salud física, mental y emocional.

Haz lo que puedas para elevar tu vibración a través de la mejora de tu mentalidad; y apoya a tu cuerpo con una excelente nutrición, ejercicio y descanso.

Honra tus impulsos y antojos saludables.

Utiliza un enfoque holístico mente/cuerpo para elevar tu vibración: el ejercicio te hace sentir bien, y cuando tu mente está en un estado positivo, tienes ganas de hacer ejercicio.

Da ese primer paso y sal ahí fuera y mueve tu cuerpo.

5. Revisa tu casa

Tu hogar es una representación física de lo que está sucediendo en tu energía.

Por ejemplo, alguien que está abrumado y preocupado a menudo descuida su hogar porque simplemente no puede manejar otra tarea en su lista de tareas por hacer. Estas energías de baja vibración se hacen cómodas en tu hogar y se manifiestan como desorden y suciedad.

SOLUCIÓN: en realidad se siente muy relajante y estimulante limpiar tu hogar. Imagina que mientras limpias tu casa, estás limpiando la energía negativa que ha tomado residencia en tu campo de energía.

Como puedes ver, tu vibración no es tan difícil de detectar después de todo, y es relativamente simple mejorarla cuando la sientes resbalar, por lo que a la primera señal de que tu vibración energética baja, presta mucha atención y aplica estos sencillos concejos que te mantendrán en total armonía y bienestar.

Quizá te gustaría leer sobre las Energías Negativas y Vampiros Emocionales,  para aprender a protegerte y recuperar tu armonía emocional.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.