Take a fresh look at your lifestyle.

El Estrés y Los Problemas En La Relación De Pareja. ¿Qué Hacer Para Evitarlos?

Cuando hablamos de problemas en la Relación de Pareja, sabemos que la causa principal es el estrés, ya que con mucha frecuencia el uno induce al otro convirtiéndose en un círculo vicioso, envolviéndonos en una ola de emociones negativas que influyen con mucho peso en nuestros sentimientos, y deterioran nuestra relación afectando nuestras vidas.

La pareja es conformada por dos personas, y cada una tiene su forma de ser, de pensar, sus valores, principios y creencias, así como sus experiencias previas, aprendizajes y expectativas, que necesariamente se deben adecuar a los de su pareja.

Estas diferencias naturales son generadoras de encuentros desagradables en la relación, y a pesar del amor que se profesan, los conflictos surgen con mucha facilidad.

Relación de Pareja

Pueden crearse desde malos entendidos y problemas sin importancia, hasta enormes crisis que llevan la relación a su fin, con matrimonios llenos de amargura y resentimiento, así como con divorcios dolorosos y destructivos.

“Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección”. Saint-Exupery, Antoine (Escritor francés).

Resolviendo el estrés en los problemas de la relación de pareja:

Una pareja sin problemas simplemente no existe, ya que vivir en pareja siempre genera estrés y aquí lo importante es la manera de manejar esos problemas.

  • Enfrentar los problemas, reconocerlos y aceptarlos nos permite encontrar una solución, donde podríamos concluir qué problemas podemos evitar, y cuales otros pueden ser resueltos.
  • Para evitarlos o resolverlos, necesitamos observar y analizar lo que sucede en nuestra relación.
  • En una relación es vital comprender la necesidad de equilibrar las características, los valores y las expectativas de los integrantes de la pareja, para lograr convivir y crecer juntos y en la mayor armonía posible.

Convivir y crecer juntos

  • Es necesario aceptar las diferencias. Estas no son negativas, al contrario son muy necesarias y nos permiten marcar límites de respeto y mutuo apoyo a nuestra individualidad.
  • Las diferencias de personalidad requieren ser aceptadas, respetadas y aprender a equilibrarlas, ya que las mismas son enriquecedoras y nos brindan fortaleza. Nos complementan y en la medida que son aceptadas la relación crece, se fortalece y logramos vivir mejor.

Los problemas y dificultades no se puede evitar, pero la solución existe.  Está en nuestras manos mejorar nuestra relación, y podemos evitar que una crisis se convierta en el final de la misma.

Causas que originan los problemas de pareja:

• Fallas en La comunicación:

La Comunicación juega un papel en extremo importante, debido a que expresarnos con honestidad, y conversar sobre las preferencias y las diferencias así como sobre todo lo que se tiene en común, es el principal paso para el auto descubrimiento como seres distintos por su naturaleza, y que en ese encuentro de pareja pueden, a través de la comunicación adecuada, aprender mucho el uno del otro danzando juntos por la vida.

• Falta de fijar los límites necesarios para el respeto mutuo:

En todas las relaciones interpersonales y en especial la relación de pareja, es muy necesario señalar los límites que cada uno desee poner en práctica dentro de la relación, y que lo define como ser individualmente único. Estos límites y la forma en que sean manejados cultivaran el marco dentro del cual se manejará el respeto dentro de la relación, y este respeto debe mantenerse y tender a crecer con el tiempo y la convivencia.

• Falta de comprensión mutua en lo relacionado a la intimidad:

Cada miembro de la relación debe tener presente que, a pesar de convivir, cada uno es íntimamente diferente, y con expectativas diferentes en cuanto a la relación de pareja, que deben ser respetadas, alimentadas, cultivadas y abrazadas por ambos por medio de la comunicación y el respeto. Aquí en este punto no hay espacio para las burlas y chistes crueles que afecten la susceptibilidad de cada individuo, sino que la comprensión, la ternura y el amor que se profesan, debe ser la herramienta a utilizar para lograr la integración de la pareja en este aspecto tan importante.

Logrando la integración de la pareja

• Luchas de poder:

El poder también está marcado por los límites de cada individuo. Lo que podamos hacer los dos indistintamente, podemos hacerlo juntos. Lo que sólo está en manos de uno de los miembros de la relación, por su naturaleza individual, podemos honrarlo con respeto.

• Falta de control en el manejo del dinero:

El tema del dinero también juega un papel muy importante, y aquí el caso se limita a una buena y razonable administración de los recursos. Saber de cuanto se dispone y tener en cuenta las prioridades como pareja, puede ayudar mucho a lograr el equilibrio necesario.

• La sexualidad:

Las relaciones sexuales manejadas desde el respeto por el gusto de cada quién, así como el deseo mutuo de generar placer a la persona amada, pueden llevar a un punto de éxtasis la relación, al lograr mantener su equilibrio a pesar de las dificultades, y en muchas situaciones inclusive logra resolver esas dificultades.

Sexualidad en la relación de pareja

¿Qué puedes hacer para mejorar tu relación?

  • ¿Puedes determinar el motivo de tus principales conflictos de pareja? Recuerda que el malestar, insatisfacción o enojo, puede repercutir en todas las áreas, independientemente de donde se originó.
  • Respeta las diferencias, no olvides que tu pareja es muy distinta a ti, tiene sus propios características, aprendió y tuvo experiencias muy diferentes a las tuyas, por lo que no esperes que sea como tú, sino mas bien traten de enriquecer la relación aprendiendo el uno del otro.
  • Establece con tu pareja las áreas o motivos de conflicto, busquen las opciones más apropiadas. Si hay varios puntos que manejar, empiecen por uno de los más relevantes, pero no por el primordial, ni el más difícil de resolver.
  • Pueden iniciarlo poco a poco, dándose el tiempo requerido sin fijarse expectativas demasiado altas, pero háganlo, no esperen a sentirse mejor o estar de buen humor para resolver los conflictos, porque no lo van a hacer.
  • Analicen si los límites se han fijado en exceso, o si por el contrario, hace falta fijar más límites. Siempre pueden revisar y corregir de cuando en cuando sus límites, ya que en la medida que crece la confianza en la relación de pareja, tendemos a relajarnos y a actuar con mayor familiaridad, por lo que esta revisión siempre es necesaria.

Comenta con tu pareja lo que te gusta de ella.  Hazle saber cómo te sientes al respecto.  Esto es algo que casi nunca hacemos.

  • No critiques a tu pareja, no te burles o la ataques delante de los demás, recuerda que el respeto ha de ser mutuo, por lo que no hagas lo que no te gusta que te hagan.
  • Busquen momentos y actividades para compartir que les permita pasar mayor tiempo juntos y al mismo tiempo conocerse más a fondo, creando raíces profundas que logren sostener la relación.
  • ¿Están teniendo problemas en la intimidad? Revisa, si es importante fomentar la intimidad con tu pareja. ¿Están alejados emocionalmente? Busquen la causa y vean si es reciente o es de mucho tiempo.
  • Si no están acostumbrados a compartir su vida íntima y personal, háganlo muy poco a poco. Practiquen el “dar” y “Recibir”.

Mejorando la relacion

  • Habla con tu pareja y “habla contigo mismo”, para entender mejor lo que sucede y los sentimientos que están interfiriendo en la relación.

Es muy importante tener presente que debemos cuidar y ser responsables en nuestra relación de pareja, ya que si dañamos a nuestra pareja, deterioramos nuestra relación y nosotros somos parte de esa relación. Esto implica que nos dañamos a nosotros mismos, y ello repercute de forma muy negativa en nuestro bienestar emocional y físico.

Debemos recordar que No es necesario ser Infelices Por Siempre  si tenemos a nuestro alcance herramientas que nos pueden ayudar a llevar una vida sana en pareja.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.