Take a fresh look at your lifestyle.

Los Principios del Amor Que Expande Nuestra Conciencia (Parte I)

Te invitamos a conocer y aplicar los 7 principios del amor consciente. El amor es lo que nos proporciona la alegría de vivir; es la sal de la vida y ello por una razón muy sencilla: la vida es expansión de la conciencia. Así nos dice Jack Lawson, en su libro: Las leyes eternas del amor, donde expone de forma mágica todos los pasos que nos conducen al amor incondicional.

Cuando amamos, estamos transmitiendo aquello que todo el mundo, consciente o inconscientemente, está buscando; por ello mismo, cuando amamos se nos abren las puertas de los milagros. El amor trasciende los idiomas, las razas, las clases sociales y las edades, porque el amor tiene que ver con algo que está muy por encima de todo eso: nuestra propia alma.

Principios del amor consciente

¡El amor es un sentimiento de unidad y consciencia que yace en nuestro corazón!

Los 7 principios del amor consciente:

Jack Lawson nos invita a conocer y aplicar los 7 principios del amor consciente, y nos dice: Todos podemos vivir una vida amorosa más rica y plena, si aprendemos a amar con más conciencia. No se trata de llegar a una meta específica, sino de crecer, de crecer por dentro, irradiando aquello que está en el interior de todos los seres humanos, aquello que llamamos amor.

Cuando ponemos nuestra confianza en el amor, podemos ganarlo o perderlo todo sin que nos afecte, pues estamos por encima del mundo material, cuando amamos se nos abren las puertas de los milagros.

A continuación, los 7 principios del amor consciente.

1.- Trabajar por tu paz interior:

Todo lo que te ocurra en esta vida depende de cuán grande sea el nivel de tu paz interior. Un mismo acontecimiento, un mismo problema o una misma alegría, te afectará de un modo absolutamente distinto según vivas en paz o no, con tu esencia, es decir, contigo mismo.

Mientras sientas más paz contigo mismo, más en paz te sentirás con todo lo que te rodea; y cuanto más armónicamente vivas contigo mismo, más en armonía estarás con los demás. Es la diferencia entre fluir, algo agradable y satisfactorio, y chocar, enfrentarte y sufrir.

Cultivando la paz interior

La paz interior no es sólo un logro que puede llenarte más que la satisfacción de cualquier deseo, sino el estado original del hombre a partir del cual la vida se convierte en un milagro permanente.

Puedes trabajar tu paz interior con las siguientes afirmaciones:

  • Estoy en paz conmigo mismo.
  • Estoy en paz con mis padres y no les debo nada.
  • Estoy en paz con mi pareja.
  • Estoy en paz con mis hijos.
  • Estoy en paz con mis enemigos.
  • Estoy en paz con la humanidad.
  • Estoy en paz con Dios.

2.- Aprender a perdonar:

El secreto para ser realmente feliz no se encuentra fuera de nosotros mismos. Se halla en el perdón. Cuando perdonamos a aquellos que nos han causado daño, que creemos que nos han causado daño o que creen que nos han causado daño, en realidad estamos sanando nuestra relación con nosotros mismos, con lo más intimo que hay en nosotros.

El perdón es como una varita mágica que lo resuelve casi todo; perdonar es la clave de la evolución, del crecimiento interior. El perdón es pura magia porque te libera del resentimiento y de los patrones erróneos que te hacían infeliz. Cuando perdonamos, se producen una serie de cambios en nuestro organismo y en nuestro corazón, que hacen que vivamos la vida con una plenitud creciente.

A medida que se producen estos cambios en nuestro interior, ocurren también otros en nuestras circunstancias: nuestra vida cambia, se refina, se ilumina.

Perdonar es abrir tu corazón a las bondades del amor universal. Perdonar o ser perdonado es una necesidad natural, y ello se debe a que no estamos separados los unos de los otros, aunque nos veamos o nos sintamos así.

Cuando no perdonamos, estamos percibiéndolo todo como separado; perdonando aquellas cosas que creemos que están fuera de nosotros, establecemos nexos de unión en nuestro interior al tiempo que rompemos ataduras que no nos dejaban avanzar.

Al conocer y aplicar éstos principios, estaremos dándole a nuestra existencia todas las herramientas necesarias para iluminar nuestras relaciones con toda la fuerza del amor incondicional, donde perdonar y perdonarnos es, en esencia la llave que nos conduce al amor divino.

Aprendiendo a perdonar y perdonarme

Si quieres alcanzar al amor universal, comienza amándote a ti mismo y a quienes te rodean desde el corazón, no desde la cabeza. Pronto empezarás a presenciar los milagros a tu alrededor.

Puedes trabajar tu capacidad de perdonar utilizando las siguientes afirmaciones:

  • Me perdono a mí mismo, incondicionalmente.
  • Perdono a mis padres, incondicionalmente.
  • Perdono a mi pareja, incondicionalmente.
  • Perdono a mis hijos, incondicionalmente.
  • Perdono a toda la humanidad, incondicionalmente.
  • Cuando perdono soy un canal abierto a la energía cósmica.
  • Cada día que paso soy más libre y feliz porque me perdono a mí mismo y perdono a los demás.

3.- Amarte a ti mismo

Cuando aprendemos a amarnos a nosotros mismos, comienzan a aparecer los milagros en nuestras vidas. Es como abrirles la puerta e invitarlos a pasar.

Es absurdo querer emprender el camino del amor consciente si antes no te amas a ti mismo. No se puede volar sin alas. Amarte a ti mismo no es dejar de juzgarte con dureza, perdonarte superficialmente o concederte algunos caprichos de vez en cuando.

Al conocer y aplicar éstos principios, comprenderás que,Amarte a ti mismo es algo más:es aceptarte y aprobarte tal como eres, porque sabes que en lo más profundo de ti mismo eres perfecto. Es respetarte, porque sabes que lo divino está en tu interior. Cuando te amas a ti mismo, la vida se convierte en una sucesión de pequeños milagros.

A medida que practicas el amor consciente hacia ti mismo, te das cuenta de que tu salud mejora, que tus amigos te hace más caso, que tus relaciones son más satisfactorias y que toda tu vida se torna más creativa.

Amándote a ti mismo despiertas en ti el amor que atraerá el amor de los demás, que atraerá el amor de aquellos a quienes amas. Es, sin duda alguna, la mejor manera de hacer que los demás te amen, sin coacción, sin violencia, con dulzura, con magia.

Para conocer y aplicar los 7 principios del amor consciente en su totalidad, espera nuestro próximo artículo, donde haremos entrega de los principios del amor consciente, desde el 4 hasta el 7, para completar así este maravilloso regalo que, al aplicarlo, nos permitirá realizar los cambios necesarios para lograr vivir nuestra existencia de forma plena y en completa unión con la creación.

Te invito a descubrir y aplicar  Las 12 Leyes Espirituales del Universo 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.