Take a fresh look at your lifestyle.

9 Características Que Definen A Las Personas Resilientes ¿Con Cuantas Te Sientes Identificado?

La resiliencia es una respuesta acertada del ser humano a las situaciones críticas, adversas y desagradables que podemos experimentar. Es un término que ocupa las primeras posiciones en psicología positiva y es un valor en alza en los nuevos planteamientos y terapias psicológicas. Las Personas Resilientes suelen presentar ciertas habilidades, como saber controlar sus emociones, ser empáticos, saber identificar de manera precisa las causas de los problemas, y considerarse competentes y confiados en sí mismos.

A través de los medios de comunicación se nos invita a ser resilientes. Tenemos que ser resilientes, pero ¿Qué significa ser resiliente?,  ¿Cómo hago para serlo?

Personas Resilientes

Todos tenemos la capacidad de trascender ante la adversidad, sin embargo el uso consciente de esta capacidad de sobreponernos a un estímulo adverso, es lo que nos hace en verdad resilientes.

Cualidades que definen a las personas resilientes:

Desde este punto de vista, la Neurociencia considera que las personas resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, y muestran una actitud netamente positiva ante los momentos de mayor presión. Esto les permite una sensación de control frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar las situaciones difíciles y estresantes.  Dentro de sus principales características podríamos mencionar:

Para mejorar nuestra resiliencia necesitamos fortalecer las cualidades que nos permitan una adaptación positiva en una situación de adversidad o sufrimiento.

las Personas Resilientes

1. Autoconocimiento y autoestima

  • El autoconocimiento es un arma muy poderosa y las personas resilientes saben usarla a su favor. Saber cuáles son nuestras principales fortalezas y habilidades, así como las limitaciones y debilidades, poder trazar metas más objetivas y realistas, e identificar los aspectos en los que podemos mejorar, es un camino directo a fortalecer nuestra autoestima y autoconfianza.
  • Una persona resiliente reconoce la importancia del trabajo en equipo y sabe pedir ayuda cuando lo necesita.

 

  • El autoconocimiento nos permite mejorar la capacidad de reconocer y expresar las emociones. Sobre todo en momentos en que estemos sufriendo, esta es una buena forma de afrontar situaciones dolorosas.
  • Se observa que a mayor actividad cognitiva y a mayor capacidad intelectual aumenta la resiliencia, no sólo emocional, sino de las neuronas y la parte más biológica de afrontamiento del estrés.Gente Resilientes

Las personas con mayores conocimientos sobre sí mismas y la realidad, pueden procesar y manejar más eficazmente los traumas y los factores estresantes.

2. Empatía

  • La empatía es la capacidad de entender las situaciones de otros, es la facultad de ponernos en sus zapatos, a través de comprender los propios. Este es un hábito que nos lleva a separar pensamiento de acción, cuando experimentamos enfado con alguien querido.
  • Aumenta significativamente el flujo de dar y recibir afecto en las relaciones con los demás, lo que incrementa nuestra red social de apoyo. Un punto muy importante para ser una persona resiliente.

3. Autonomía

  • La firme creencia de que podemos influir en todo lo que sucede a nuestro alrededor, descartando el supuesto de que las cosas suceden por injusticia o causas ajenas a nuestra voluntad, es lo que nos hace realmente autónomos, reforzando nuestra autoestima y permitiéndonos actuar ante los conflictos y la búsqueda de resolución.

Obteniendo lo positivo de situaciones adversas

4. Creatividad

  • La persona con una alta capacidad de resiliencia no se limita a intentar pegar el florero roto, es consciente de que ya no volverá a ser el mismo. La persona resiliente hará un mosaico con los trozos rotos, y transformará su experiencia dolorosa en algo bello o útil. De lo vil, saca lo precioso.

5. Afrontamiento positivo de la adversidad

Afrontar la adversidad con humor es propio de personas resilientes.

  • Ser capaces de reírnos de la adversidad y sacar una broma de las situaciones difíciles nos ayuda a superarlas, y a mantenernos fuertes y optimistas ante la incertidumbre.
  • Concentrarnos en el enfoque positivo de las situaciones nos permite abrir caminos que de otra forma estarían ocultos.
  • Evitar la queja constante.
  • La creencia de que uno puede aprender con sus experiencias, sean éstas positivas o negativas nos permite seguir creciendo y madurando a lo largo de la vida.

Conciencia plena de persona resiliente

6. Practica la conciencia plena

  • Aún sin ser conscientes de esta práctica milenaria, las personas resilientes tienen el hábito de estar plenamente presentes, de vivir en el aquí y ahora y tienen una gran capacidad de aceptación.
  • Para estas personas el pasado forma parte del ayer y no es una fuente de culpabilidad y zozobra mientras que el futuro no les aturde con su cuota de incertidumbre y preocupaciones.
  • Son capaces de aceptar las experiencias tal y como se presentan e intentan sacarles el mayor provecho. Disfrutan de los pequeños detalles y no han perdido su capacidad para asombrarse ante la vida.

7. Flexibilidad y Perseverancia

  • La existencia de un propósito significativo en la vida es otra de las características de una persona resiliente. Esta meta les da la fuerza interior para responsabilizarse de perseguirla, con flexibilidad y sin obstinación.
  • La Flexibilidad no implica que las personas resilientes renuncien a sus metas, al contrario, si algo les distingue es su capacidad de lucha, pero cuando esta deja de tener un sentido, pueden cambiar el rumbo sin necesidad de sentirse mal por haber abandonado su objetivo inicial.
  • La capacidad de escuchar es muy valiosa, ya que las personas que nos rodean siempre tienen información que complementa la propia y en alguna ocasión nos servirá de guía para nuestras metas o proyectos. Siempre crecemos en relación con los demás, el aislamiento social favorece que nuestro pensamiento pierda flexibilidad y amplitud o perspectiva.

Es importante aprender a hacer realidad los deseos: fuerza de voluntad y auto-control emocional.

Cultivando la amistad en resiliencia

8. Sociabilidad

  • Las personas con resiliencia saben cultivar y valorar sus amistades. Generalmente se rodean de personas que mantienen una actitud positiva ante la vida. De esta forma, logran crear una sólida red de apoyo que les puede sostener en los momentos más difíciles.
  • Cuando pasan por un suceso potencialmente traumático su primer objetivo es superarlo; son conscientes de la importancia del apoyo social y no dudan en buscar ayuda profesional cuando lo necesitan.

9. Tolerancia a la frustración y a la incertidumbre

  • Una de las principales fuentes de tensiones y estrés es el deseo de querer controlar todos los aspectos de nuestra vida, sin embargo una persona resiliente confía tanto en sus capacidades, cómo en el proceso de la vida, y la certeza del dar y recibir.

 Aprender a soltar las cargas es una de las virtudes que nos permiten fluir de forma positiva ante la incertidumbre.

  • Muchos estudios han demostrado que el apoyo emocional es un factor muy importante que interviene de forma positiva a la hora de desarrollar la resiliencia.   Contar con personas capaces de brindarnos cariño, confianza y poder contar con su apoyo, puede ayudarnos a ser mucho más resilientes.

Expresando libertad desde la resiliencia

Las personas resilientes, se parecen mucho en sus características a las personas con un alto nivel de evolución espiritual. Saben que los momentos adversos no son permanentes, y que su futuro depende de la forma en que reaccionen ante ellos. Las personas resilientes, cuando se enfrentan a situaciones adversas o necesitan superar la tristeza de una pérdida y transitar por un duelo emocional, se preguntan: ¿Cuál es el aprendizaje inmerso en esta experiencia?

Te recomiendo leer Perdonar y Perdonarte: El Más Grande Regalo Que Puedes Hacerte!  y  disfruta del amor incondicional.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.