Take a fresh look at your lifestyle.

La Sanación Con Sonidos: Musicoterapia Al Alcance De Todos!

En la actualidad podemos contar con diversas formas de procurar la salud y el bienestar en nuestras vidas, y una de ellas es la sanación con sonidos.  La musicoterapia juega  un papel muy importante en los diferentes medios con que contamos, a la hora de explorar nuestras alternativas en cuanto a salud se refiere.

Tiene sentido que su etimología provenga del griego “Arte de las Musas”, las diosas que encarnaron e inspiraron el arte, la literatura y el conocimiento de la humanidad.

La música no fue inventada ni descubierta, sino algo innato en todos nosotros. No es de extrañar, pues, que durante siglos se haya utilizado la sanación con sonidos como terapia para aliviar y curar muchas enfermedades.

la sanación con sonidos

“La música es una revelación mayor que toda la sabiduría y la filosofía”. Beethoven.

La sanación con sonidos como medio para mejorar nuestro bienestar y salud en general.

Utilizamos la música para el entretenimiento, la expresión, la celebración, la ceremonia, el ocio y la comunicación. Ya sea que tengamos inclinación musical o no, lo más probable es que sea lo único que realmente conecta a todos los seres humanos de todas las culturas, credos y rincones de la tierra.

Tocamos música en nuestras bodas para celebrar el amor, y en los funerales para despedirnos. Escuchamos cuando nos aburrimos y bailamos cuando queremos divertirnos. Cantamos alabanzas y adoramos a nuestras deidades con ella.

Lo más importante es que usamos la música para curar. Piensa en cada vez que hayas escuchado canciones tristes cuando te sentías deprimido, o canciones alegres cuando te sentías feliz.

Usando la música para curar

La música es terapia. Una historia de sanación con sonidos.

La sanación con sonidos se remonta a la antigua Grecia.  Apolo era el dios de la música y la medicina. Se creía que Esculapio curaba los trastornos mentales con canciones. Los filósofos Platón y Aristóteles afirmaban que la música afectaba el alma y las emociones. Hipócrates también tocaba música para sus pacientes.

En el Antiguo Egipto, la musicoterapia era un elemento básico en los templos. En tiempos bíblicos, se usaban instrumentos para vencer a los espíritus malignos de las almas humanas. La cultura nativa americana usaba tanto el canto como la danza para curar a los enfermos.

Los casos de terapia de sanación con sonido son ilimitados. Avanzamos rápidamente unos pocos siglos, hasta la década de 1940, cuando las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos incorporaron música en sus programas para la recuperación de miembros del ejército durante la Segunda Guerra Mundial. Esto se describe a menudo como el amanecer oficial de la musicoterapia.

La sanación con sonidos desde la antiguedad

Hoy en día se utiliza, o por lo menos se recomienda, en todos los aspectos de la medicina y el crecimiento espiritual. Aunque todavía se considera una alternativa a la medicina moderna, decenas de pruebas sugieren que es eficaz y también necesaria, para nuestra salud emocional y psicológica. Sin embargo, sigue siendo un malentendido.

“La arquitectura es una música de piedras; y la música, una arquitectura de sonidos”. Beethoven.

Algunas personas asumen que aquellos que participan en la terapia de sanación con sonidos, son chiflados que buscan soluciones mágicas a problemas médicos. Sin embargo, la sanación con sonidos tiene una base tanto en neurología como en psicología.

¿Qué es el sonido curativo?

La sanación con sonidos es el proceso en el cual un practicante usa todos los aspectos (o específicos) de la música, incluyendo los emocionales, psicológicos, espirituales, físicos, sociales, mentales y superficiales, para mejorar la salud de su paciente.

La terapia de sanación con sonido mejora muchas facetas de la vida del paciente, incluyendo el desarrollo emocional y social, el funcionamiento cognitivo y motor, y la salud psicológica y psiquiátrica.

Terapias de sanación con sonido e instrumentos musicales

La sanación con sonidos ocurre al tener la experiencia del paciente o al participar en la música ya sea escuchando o cantando, improvisando actos musicales, moviéndose al ritmo de la música, meditando con música, cantando, gritando o tarareando, tocando instrumentos musicales, e incluso sometiendo al paciente a sonidos específicamente diseñados y producidos que se dice que inducen ondas cerebrales positivas y alteran nuestro estado de ánimo.

A través de la música expreso el verdadero estado de mi ser.

La Ciencia de la Sanación con Sonidos

Casi todo lo que experimentamos en el universo es simplemente nuestra percepción de las ondas.

Cuando las ondas sonoras llegan a nuestros oídos, se convierten en señales eléctricas que viajan por el nervio auditivo hasta la corteza auditiva, la parte del cerebro que procesa el sonido. Una vez que las ondas sonoras llegan a nuestros cerebros, desencadenan respuestas en nuestros cuerpos. Este proceso altera nuestras emociones, libera hormonas y sustancias químicas que afectan tanto a nuestro cuerpo como a nuestro estado de ánimo, y desencadena ciertos impulsos (por ejemplo, cantar y bailar).

Aunque faltan investigaciones sobre cómo la música cambia nuestros cerebros, hay evidencia que sugiere que los músicos tienen cerebros diferentes a los que no tienen inclinación musical.

Las investigaciones han demostrado que los cerebros de los músicos son más simétricos y que las partes del cerebro que son responsables del funcionamiento motor y cognitivo, la coordinación, el razonamiento, así como el procesamiento de la información, son significativamente mayores. Los dos hemisferios del cerebro tienen mejor comunicación gracias a un cuerpo calloso agrandado.

La musica refleja nuestros estados de ánimo

En estudios neurológicos, se ha demostrado que escuchar música nos hace más productivos y creativos; puede aliviar el estrés y, dependiendo del tipo de música, puede mejorar nuestro estado de ánimo.

Esto se debe a que escuchar música inunda nuestros cerebros con dopamina, el químico feliz. También libera oxitocina, un analgésico y hormona natural que nos permite unirnos a las personas y confiar en ellas, y que se encuentra más comúnmente en las madres durante el trabajo de parto.

La música también ayuda al desarrollo del lenguaje y mejora la comunicación.

Se ha demostrado que aumenta nuestros coeficientes intelectuales muy ligeramente, así que es seguro decir que la música nos hace más inteligentes. También mejora nuestra memoria, evitando trastornos cerebrales como el Alzheimer.

Cómo puede curarte el sonido

La manera más simple en que el sonido puede sanar, es en el sentido de que nos hace felices y puede alterar nuestro estado de ánimo. Tanto cuando escuchamos música alegre, como cuando escuchamos canciones profundas y melancólicas, nuestras emociones estallan y podemos procesar mejor nuestros sentimientos.

La única diferencia es que típicamente, sólo nos importa escuchar canciones tristes cuando nos sentimos tristes porque (y aquí está el misterio) sabemos que nos hace sentir mejor.

Ondas sonoras en terapia de sanación con sonidos

Un estudio realizado en 2006 por el Journal of Advanced Nursing proporcionó evidencia de que aquellos que escuchan música sienten menos dolor y son generalmente más felices y menos propensos al estrés y la ansiedad que aquellos que no lo hacen. Por lo tanto, la música no es sólo un tranquilizante que calma nuestras emociones, sino también un calmante.

Puesto que los sonidos vienen en diferentes frecuencias y nosotros también emitimos nuestras propias ondas, la curación con sonido ocurre al emparejar frecuencias de diferentes sonidos con aquellos que son necesarios y conducentes a la curación y relajación en el paciente.

La música es poderosa. Puede cambiar nuestros cerebros, y por eso cambia nuestros cuerpos.

Un estudio en la década de 1970 propuso que cuando se toca un tono a un oído y se toca un tono diferente al otro, los dos hemisferios del cerebro se conectan y crean un tercer tono (interno) llamado latido binaural. Se dice que esto sincroniza el cerebro, proporcionando claridad, calma y una comunicación más rápida entre la mente y el cuerpo.

También es evidencia de que nuestros cerebros y cuerpos responden al sonido de tal manera que creamos nuestra propia música intrínseca para adaptarnos a él.

Esta es en gran medida la base de la sanación con sonidos. Podemos usar ciertos tonos o sonidos dirigidos directamente a ciertas partes de nuestros cuerpos o cerebros, y respondemos a ello ajustando nuestras propias frecuencias para adaptarlas.

Por lo tanto, si usted tiene dolor, digamos que tiene un dolor de cabeza, se le puede reproducir un sonido que interferirá con sus ondas cerebrales para cancelar las que dicen que usted tiene dolor. O, si es tu estado de ánimo… tal vez estés de mal humor, tocar una canción relajante podría levantarte el ánimo y hacerte olvidar que estás irritado.

Los sonidos y las canciones también crean recuerdos en nosotros, y esto se puede utilizar para ayudar a los pacientes que están traumatizados o deprimidos.

Existen varios métodos para lograr una terapia de sanación con sonido y una serie de instrumentos y herramientas que se pueden utilizar para ayudar al paciente a superarla.

La música es una de las expresiones mas evidentes de alegría del ser humano.

El entrenamiento es un método para sincronizar nuestras ondas cerebrales, que fluctúan, produciendo una frecuencia estable y sólida a la que nuestros cerebros se ajustan y luego coinciden.

La curación con sonido puede mejorar o curar muchas dolencias incluyendo, pero no limitado a:

Trastornos psicológicos, psiquiátricos y de comportamiento, incluyendo autismo, depresión, problemas de aprendizaje y problemas de desarrollo. Trastorno de ansiedad, Estrés, TEPT, Dolor Cambios de humor o emociones negativas, como tristeza, agravio, enojo, autocompasión y angustia.sonido para sanar

También puede provocar claridad y equilibrio, Relajación, Memoria y concentración mejoradas, mejoramiento del sueño (tanto en calidad como en cantidad), un sistema inmunológico más fuerte, mejora de la creatividad, mayor conciencia, tanto de uno mismo como del medio ambiente.

En fin, la sanación con sonidos o musicoterapia, tiene muchas bondades, de las cuales podemos obtener beneficio para nuestra salud y bienestar, utilizando las más apropiadas a nuestras necesidades y así agregar un ingrediente de curación que nos alegra la vida y nos abraza el espíritu.

Quizá te interese leer sobre cómo aplicar la Sanación Intuitiva y permitir que tu alma sea tu doctora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.