Take a fresh look at your lifestyle.

Dinero, Placer y Espiritualidad ¿Se Mezclan? Esto Es Lo Que La Filosofía Védica Tiene Que Decir!!

Hay una idea equivocada de que si tienes una mente espiritual, entonces no puedes estar orientado al dinero. En relación a esto, la Filosofía Védica declara lo contrario.

Espiritualidad no significa una vida de ascetismo o pobreza. Una de las tres metas de la vida humana, de acuerdo a la filosofía Védica, es la riqueza. Para las personas de mente espiritual que están contemplando sus metas, aspiraciones y motivaciones, estos tres objetivos de la vida pueden ser muy útiles para entender.

La filosofía védica se basa en la creencia fundamental de que cada uno de nosotros es un ser espiritual. Tenemos un alma que es tan inherente a nuestro ser, como nuestro cuerpo y mente.

Filosofía védica

Una encarnación humana es una encarnación noble, ya que los humanos somos capaces de elevarnos por encima de nuestros instintos animales.

Bases fundamentales de la filosofía védica:

Es nuestro libre albedrío lo que hace a esta encarnación tan especial. Con este libre albedrío viene el potencial de evolucionar espiritualmente. Y esencialmente, un cuerpo humano es la herramienta a través de la cual el espíritu puede involucrarse en el mundo; creciendo y evolucionando con cada experiencia humana.

La meta final de la vida humana en la filosofía Védica es la moksha, o iluminación. El yoga explica la moksha como el estado último donde uno finalmente se da cuenta de su unidad con el mundo y con todos los demás seres. Es a través de lograr este estado, que el ser humano se libera de los ciclos de nacimiento y muerte.

Al término Moksha a veces se le llama auto-realización. El Buda logró su iluminación a través de una meditación intensa y dedicada y sirve como ejemplo para lo último en evolución espiritual.

Evolución espiritual de buda

Para el ser humano promedio, un “cabeza de familia”, como se le llama en yoga – alguien que no nació y no puede renunciar a su vida en sociedad para meditar en una cueva en el Himalaya o debajo de un árbol bodhi, moksha toma un significado diferente.

Para la mayoría de nosotros, moksha es el logro de un estado de paz en el que no nos afecta lo “bueno” o lo “malo” del mundo exterior. Estamos emocionalmente y mentalmente equilibrados, no nos deprime un insulto o nos infla una adulación.

Entendemos que todas las cosas en la vida son impermanentes, y somos capaces de disfrutar de la vida sin estar apegados a las personas, posesiones e ideas sobre nosotros mismos.

Ya sea que seamos un súper yogui o una persona común, la moksha está destinada a ser nuestra meta más alta. Este es un estado espiritualmente evolucionado y sin duda requiere autodisciplina e introspección.

Como seres espirituales, todas nuestras acciones y decisiones deben venir de esta meta de evolución espiritual.

A pesar de este objetivo tan importante, ¡la vida puede seguir siendo divertida! Nos anima a descubrir nuestro propósito: el trabajo que no se siente como trabajo. Nos animan a ganar dinero, dado que lo gastamos correctamente. Y también nos animan a disfrutar de la vida. Estos son los  tres objetivos de la vida en la filosofía Védica: dharma, o propósito; artha, o riqueza; y kama; o placer.

Objetivos de la Vida en la Filosofía Védica:

1. Dharma:

El Darma abarca tanto nuestro propósito como nuestras elecciones éticas.

Dharma objetivo de la vida

La filosofía Védica cree que cada alma nace en el mundo, en un cuerpo y mente específicos por una razón específica. Esto podría ser el trabajo y la vocación de uno, o el llamado espiritual. Por ejemplo, el dharma puede ser como médico o artista, o como profesor de yoga o astrólogo.

Sea lo que sea, ¡encontrar nuestro dharma puede ser una de las partes más difíciles de la vida! ¿Con qué frecuencia pensamos u oímos de otros que no saben qué hacer con ellos mismos; que no estan satisfechos con su trabajo; o que sienten que han elegido el camino equivocado?

Este tipo de pensamientos y emociones son excelentes guías hacia nuestro dharma.

El alma siempre escogerá la alegría y la felicidad.

Cuando estamos cumpliendo con nuestro dharma, el trabajo ya no es trabajo. Nos da un inmenso placer y satisfacción, y una gran felicidad. El tiempo pasa rápidamente cuando estamos cumpliendo nuestro dharma; no se alarga.

Si, en cambio, nuestro trabajo nos hace infelices o insanos, podemos estar seguros de que no es nuestro dharma. Nuestro propósito es otra cosa. El alma no elegiría un dharma que nos deprima.

Si no estás seguro de estar en el camino correcto, reflexiona sobre cómo te hace sentir tu dharma. ¿te da alegría o angustia? ¿Promueven tu salud o la disminuyen? Estos sentimientos pueden ayudar a guiarte.

Nuestro dharma se explica en nuestras cartas y un astrólogo puede ayudarnos a elegir el camino correcto, o uno de los muchos caminos correctos que podrían estar disponibles para nosotros.

El Dharma también incluye comportarse de una manera que sea moral y éticamente correcta. Involucra vivir armoniosamente en sociedad mientras se persiguen todas las otras metas Védicas.

Artha cualidad de producir riqueza

2.  Artha:

Por lo general no se piensa que esta meta sea sinónimo de establecer metas espirituales, pero lo es. Sin dinero y sin posesiones, es difícil cumplir con nuestro dharma. Tal vez hayas experimentado esto antes.

Artha es la acumulación de riqueza. ¡Así es, dinero y posesiones!

Mientras que tu estás tan emocionado por abrir un estudio de yoga o estudiar para convertirte en un dietista, te no faltan los fondos para hacerlo. Aquí yace el papel de Artha.

El dinero, o la riqueza, pueden alimentar nuestra capacidad de lograr nuestro dharma y actuar como un intercambio energético cuando cumplimos con nuestro dharma.

Por ejemplo, muchos profesores de yoga se sienten culpables por cobrar a sus estudiantes por las clases. No se sienten cómodos al pedir la cantidad que se merecen y, como resultado, es posible que no les cobren lo suficiente.

Energía correspondida creando riquezas

Lo que no se dan cuenta es que la energía debe ser correspondida. Enseñar yoga merece una compensación, de lo contrario la energía del profesor de yoga se toma sin respeto y sin reconocimiento de su educación, talento y tiempo.

Una clase no puede ser valorada si se da gratuitamente.

Y lo que es peor, el profesor de yoga que no pida una compensación justa no podrá enseñar yoga por mucho tiempo. ¡Tendrá que buscar otro trabajo!

El dinero es una forma de intercambio de energía en esta sociedad, y todos sabemos que lo necesitamos. Se necesita dinero para cubrir necesidades básicas como comida y vivienda. Y el dinero es requerido para cosas más allá de las necesidades, como disfrutar de los placeres de la vida, explicados bajo kama.

Dicho todo esto, la acumulación de riqueza debe hacerse con el dharma en mente. El dinero debe ser hecho de manera moral y ética, y usado para propósitos positivos. Lo mismo ocurre con las posesiones, también debemos evitar el apego al dinero o a las acumulaciones.

3. Kama:

Kama puede ser un gol aún más sorprendente que Artha. Kama es placer.

 

Abarca el disfrutar de este mundo, las relaciones e incluso el sexo. Seamos honestos: este mundo es un lugar placentero, lleno de naturaleza hermosa para acampar y caminar, comida deliciosa para complacer nuestras lenguas, orgasmos para complacer nuestros cuerpos, y todo tipo de experiencias para complacer nuestro ser.

En el reino espiritual de la filosofía Védica, debemos disfrutar del placer dentro de nuestro dharma; siguiendo lo que es ética y moralmente apropiado.

El placer no está hecho para ser disfrutado en aras del hedonismo; mantenerlo dentro del reino de nuestro dharma prevendrá el libertinaje.

Kama depende de Artha. Sin riqueza, estamos limitados en los placeres que podemos experimentar. Tal vez tu has estado allí: cuando la cuenta bancaria está casi vacía, decir no a la vida social y los gastos y actividades innecesarias son el remedio. Por otro lado, cuando nuestro trabajo satisfactorio es recompensado energéticamente, el mundo es nuestro para disfrutar.

Disfrutando los placeres de la vida

Entonces, ¿cómo se alinean tus motivaciones personales con las metas védicas de la vida? Definitivamente vale la pena un poco de autoreflexión. Si tu enfoque se encuentra en un solo reino, ya sea en el trabajo, el dinero o el placer, piensa en cómo puede crecer en los otros reinos.

Ocasionalmente, observando tu propio comportamiento, puedes crear una vida espiritualmente satisfactoria, gratificante y placentera con base en la filosofía védica. Todo el tiempo trabajarás inherentemente en tu evolución espiritual. La fijación de metas y la espiritualidad no tienen por qué ser excluyentes, especialmente cuando las metas mismas combinan los reinos humano y espiritual.

Podrías leer también sobre Como Activar Tus Siete Chakras  y aprende a expresar todo tu poder creador.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.