Take a fresh look at your lifestyle.

El Rechazo Y Su Impacto En Nuestras Vidas! Aprende 6 Maneras de Lidiar Con El!

El rechazo es algo con lo que tenemos que lidiar de forma rutinaria. Es desagradable, incómodo y, a veces, francamente miserable. Pero la verdad es que el rechazo es una parte de nuestra experiencia humana y en algún momento u otro, tenemos que aprender a lidiar con el rechazo.

Cuando somos niños, el rechazo puede tomar la forma de ser excluidos de un juego en el patio de recreo. Cuando somos adolescentes, el rechazo puede ser por parte de una novia o un novio. Cuando seamos adultos, el rechazo podría ser por despido de nuestros trabajos.

El rechazo puede tomar infinidad de formas y puede escalar de un comentario de un compañero de trabajo, a un evento de la vida tan profundo que nos bloquea.

El rechazo

“El rechazo no te pasa a ti, es como eliges sentirte.” Vishen Lakhiani

Cómo definir el rechazo en tus propios términos

Entonces, ¿cómo podemos empezar a superar el rechazo? ¿Y cómo podemos convertir el rechazo en una herramienta para nuestro propio éxito?

Una parte importante de tratar con el rechazo y el fracaso es aprender a definirlo en sus propios términos. Hay muchas emociones desagradables que a menudo acompañan al rechazo, tales como:

  • Agresión
  • Frustración
  • Defensividad
  • Depresión
  • Aflicción
  • Celos

Este arsenal de experiencias emocionales desafiantes surge como resultado de nuestro rechazo percibido.

  • Criticó mi atuendo. ¿Realmente me veo tan mal?
  • Me despidieron en el trabajo. Tal vez no estaba haciendo un buen trabajo.
  • Mi amigo no contesta mis llamadas. Debo haberlos hecho enojar.

Afectada emocionalmente por el rechazo percibido

Muchas veces, las emociones incómodas con las que nos sentimos bombardeados después de un rechazo están fuertemente ligadas a nuestras percepciones del evento. Si observas los ejemplos anteriores, verás un patrón.

El evento A) ha ocurrido, y por lo tanto, la conclusión B) debe ser verdadera.

Mi percepción de cualquier situación, es la que da forma real a mi experiencia sobre la misma.

Desestimar el rechazo

Pero lo que tenemos que recordar en momentos como éste es, que podemos alterar nuestra percepción de lo que sucede a nuestro alrededor, para disminuir el impacto que el rechazo intenta dar.

Tal vez hay una buena razón por la que tu amigo no te ha contestado todavía. Tal vez te despidieron por razones presupuestarias. Tal vez tu compañero de trabajo hizo un comentario sobre tu atuendo que interpretaste como un insulto.

A menudo nos tomamos las cosas personalmente, cuando en realidad, las circunstancias y eventos que afectan nuestras vidas realmente no tienen nada que ver con nosotros, o al menos no tienen nada que ver con lo que somos como seres humanos.

Cuando aprendemos a definir el rechazo en nuestros propios términos, a nuestra manera, podemos empezar a desmantelar las emociones difíciles que tan a menudo surgen cuando nos sentimos rechazados.

Entendiendo cómo desestimar el rechazo

4 iconos famosos que fueron rechazados antes de hacerse grandes

Hay un gran concepto erróneo que rodea al rechazo, y gira en torno a la siguiente premisa:

La gente exitosa no es rechazada. ¿Verdad? ¡Equivocado!

Las personas más exitosas del mundo se han enfrentado a una multitud de rechazos. Más de lo que les importa contar, ¿y sabes qué? Ellos triunfaron a pesar de todo.

El rechazo no siempre resulta ser negativo, detrás de una actitud de rechazo hacia ti, puedes encontrar la semilla de la oportunidad.

He aquí algunas de las figuras icónicas más notorias que se enfrentaron a múltiples rechazos:

1. J.K. Rowling

Aquí hay una de la que probablemente hayas oído hablar. J.K Rowling fue rechazada por la friolera de doce editoriales diferentes antes de que su libro fuera finalmente recogido por Bloomsbury. ¿Y ese libro? Ahora es el imperio multimillonario que conocemos hoy en día como El mundo mago de Harry Potter. ¿Y sabías que Rowling fue despedida de su trabajo en la oficina de Londres de Amnistía Internacional porque se pasaba todo el tiempo escribiendo historias en la computadora de su trabajo?

2. Oprah Winfrey

Cuando Oprah tenía veintidós años, era la co-presentadora del noticiero de la noche en el WJZ-TV de Baltimore. Más tarde fue despedida por el productor porque no podía separar sus emociones de las historias que contaba. Y, bueno, ya sabes dónde está Oprah hoy.

3. Steven Spielberg

Spielberg fue rechazado del programa de teatro, cine y televisión de la Universidad del Sur de California no una, ni dos, sino tres veces. Eventualmente, fue contratado por otra escuela, de la cual abandonó para dedicarse a la dirección.

Superando obstáculos creados por el rechazo

4. Meryl Streep

Meryl Streep, a la edad de veintisiete años, fue rechazada de una audición para King Kong porque le dijeron que era “demasiado fea”. Hoy en día, tiene más de 18 premios de la Academia. ¡Vamos, Meryl!

A veces, una experiencia negativa, te da el empuje suficiente para insistir hasta lograr tu objetivo.

Cómo lidiar con el rechazo

Incluso después de que nos hayamos enseñado a reajustar nuestras percepciones y definir el rechazo en nuestros propios términos, el rechazo va a seguir siendo parte de nuestras vidas.

Nos guste o no, nos enfrentaremos a personas, acontecimientos de la vida y circunstancias que nos hacen sentir excluidos, despedidos, alienados y menos que ellos.

Entonces, ¿cómo lidiar con el rechazo?

1. “Gracias por compartir eso.”

Cuando alguien te envía algo que suena mucho a crítica o insulto, lo primero con lo que debes responder es: “Gracias por compartir eso.”

Esto reconoce lo que se ha dicho pero no deja entrar el rechazo. No estás expresando tu acuerdo. No estás emitiendo una disculpa. Simplemente estás reconociendo lo que la otra persona ha dicho.

2. “Me perdí eso, ¿lo dirías otra vez?”

Esta respuesta la mayoría de las veces detendrá a tu posible crítico en su camino. Cuando le pides a alguien que repita algo malo o crítico que ha dicho, normalmente no lo hará. La reacción más probable será una vuelta atrás en sus palabras al dar marcha atrás para enmendar sus críticas.

3. “¿Intentas hacerme sentir mal conmigo mismo?”

Aquí es donde llegamos directamente al fondo de la cuestión.

Muchos de nuestros rechazos percibidos no necesitan ser tomados como algo personal. Es cierto que algunos rechazos son sesgados como ataques personales, pero no tantos como suponemos.

Es muy sanador recordar, que cada uno da lo que lleva dentro de sí. La comprensión de esta gran verdad puede aportarnos muchos días de tranquilidad futura.

4. “Puedes pensar lo que quieras, no voy a dejar entrar eso.”

Si le has preguntado a alguien si está tratando intencionalmente de herir tus sentimientos, y responde con un sí, entonces este es el siguiente paso.

Simplemente dile a ese individuo: piensa lo que quieras. No voy a dejar que eso entre.

Es decir, tú reconoces que ellos tienen su propia opinión, pero no vas a dejar que lo que ellos piensan cambie la manera en que tú te sientes.

¿Más fácil decirlo que hacerlo? Por supuesto. Pero cuanto más practiques este mantra, mejor te sentirás.

5. “¿Sabías que la gente crítica tiene la mayor parte de las críticas reservadas para sí misma?”

Si alguien realmente no te deja en paz, este es el paso final que puedes dar para dejar atrás el rechazo y la crítica.

Hazle saber a la persona que te molesta que tú entiendes que está siendo crítica, pero que muchas veces, las personas más críticas se reservan sus críticas más duras para sí mismas.

Puedes recordarle a esta persona que no tiene que ser mala o dura, especialmente consigo misma. Todo el mundo está tratando de hacer lo mejor que puede. Y podemos apoyarnos mutuamente a lo largo del camino de manera mucho más eficaz ofreciendo una guía constructiva, en lugar de una crítica severa. Muchas veces el rechazo que las personas experimentan hacia los demás, no es más que un reflejo del rechazo que sienten por sí mismas.

Te invito a averiguar cómo está  Tu Nivel De Autoestima y conoce 6 señales de que tu autoestima es saludable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.