Take a fresh look at your lifestyle.

Técnica De Curación De Relación Kármica (13 Pasos Absolutamente Liberadores)

Tu presente es un reflejo de tu visión pasada del mundo. ¡Mira a tu alrededor! Todo lo que tienes hoy es el resultado de tus pensamientos y acciones en el pasado. Si no estás contenta con tu vida o tienes problemas con las relaciones, probablemente necesites considerar la técnica de curación de relación kármica.

Mientras estés apegada a tu pasado, le das tu energía. De esta manera le quitas la energía al presente. Cuando estás constantemente reflexionando sobre los recuerdos en tu cabeza (no importa si son agradables o desagradables) te lleva a una percepción sesgada del momento presente.  El momento presente, a su vez, tiene un impacto en lo que será tu futuro.

curación de relación kármica

Si no hay suficiente energía en el momento presente, será aún menor en el futuro. Por lo tanto, tus pensamientos sobre el pasado tienen un impacto no solo en tu presente sino que también crean un déficit de energía en tu futuro.

La curación de relación kármica y tus chakras:

Muy a menudo otras personas “nos arrastran” al pasado. Pueden ser personas que nos lastiman, personas que lastimamos, personas con quienes discutimos, personas con las que rompimos, etc. Los recuerdos de estas personas (conscientes o subconscientes) toman energía a través de los cables de energía que bloquean nuestros chakras.

El cable de energía es un canal de energía, que se forma como resultado de una violación de la interacción energética armoniosa entre las personas, el cual es necesario cortar a través de la curación de relación kármica.

Las emociones negativas forman cables de energía que bloquean la libre comunicación entre los chakras.

El peligro de los cables de energía

Los cables de energía son peligrosos porque causan fallas de energía en el campo de la energía: desde desacelerar el flujo de energía hasta detenerse por completo en un cierto chakra. Además, los cables significativamente agravan la comunicación, privándote de la libertad, debilitando tu conexión con tu Ser Superior e inhibiendo tu desarrollo.

Si tus emociones negativas son muy fuertes, pueden formar cables de energía que pueden persistir durante varias encarnaciones. Además, en cada nueva encarnación, atraerás a esas almas con las que tienes cables de energía una y otra vez. Y este círculo de encarnaciones entre las mismas almas continuará hasta que te liberes de estas cuerdas. Tal círculo de encarnaciones, atadas a las mismas almas, se llama “conexión kármica”.

El peligro de los cables energéticos

Un espíritu sólo puede ser libre cuando no existen cables de energía (cordones kármicos) que lo aten a otros espíritus. Por lo tanto, para un desarrollo total y armonioso, es necesario deshacerse de los cordones kármicos y liberarse de los apegos.

La liberación de los cables de energía no implica la destrucción de la conexión de energía entre las personas, sino que significa la adquisición de la libertad a disposición de la vida. La curación de relación kármica no termina definitivamente con la relación, sino que la sana.

Liberada del apego a los padres, no dejarás de amarlos y no perderás su amor, sino que encontrarás una relación armoniosa sin presión y manipulación.

Los nexos más comunes en una relación kármica dañina:

Ahora echemos un vistazo a los cables de energía más comunes que pueden afectar tu vida de una manera muy negativa.

1. Resentimiento

Este cable de energía tiene un impacto negativo en la salud. Cuando te sientes ofendido, en tus pensamientos vuelves a tu ofensor, una y otra vez, generosamente dándole tu energía vital a tu ofensor.

2. Culpa

Este cable se basa en tu agresión dirigida a ti misma. Cuando nos sentimos culpables, nos damos cuenta de que no podemos corregir lo que hemos hecho. En nuestra mente, constantemente analizamos los pensamientos de cómo podemos pedir perdón a quien herimos, y qué podemos hacer para enmendarlo. Como resultado del análisis sistemático de tales pensamientos, se forma el cordón de energía.

3. Celos, dependencia, pasión

Este tipo de cables surgen cuando una persona tiene la necesidad de poseer a otra persona. Constantemente piensa en el objeto de su lujuria, sueña con ello, apasionadamente quiere obtener lo que quiere. Tales pensamientos crean un fuerte cable de energía.

4. Amor no correspondido

Este cable tiene un fuerte impacto negativo en la salud. Extrae una gran cantidad de energía del que ama y de la persona amada. Naturalmente, aquí estamos hablando del amor ilusorio porque el amor verdadero es siempre incondicional y solo trae emociones positivas.

5. Venganza

Este cordón se crea como resultado de construir un plan de venganza en tu cabeza.

Causas comunes que forman conexión kármica

6. Lástima, deseo de salvar

Este tipo de cordón está formado por el ego . Es el ego el que piensa que eres una salvadora y una heroína, te hace pensar que estás haciendo un buen trabajo, constantemente “colgando” los problemas ajenos sobre tus hombros, y pensando que sin tu ayuda y apoyo la gente no puede arreglárselas.

Sin embargo, en el nivel de energía, se forma una cuerda, en la que tu energía fluye hacia la persona que estás tratando desesperadamente de salvar. Por lo tanto, te conviertes en un donante para el vampiro de la energía.

Tal unión bloquea ambos, tu propio desarrollo se bloquea porque simplemente no tienes suficiente energía para ello, y el desarrollo de la otra persona a la que estás ayudando activamente a resolver problemas también se bloque, porque le quitas las lecciones de vida necesarias para su evolución y crecimiento espiritual.

Al interferir en la vida de otra persona, se forma una fuerte conexión kármica.

7. Cordones para padres

Estos cables se basan en el deseo de controlar a tu hijo. Como regla general, los padres explican su comportamiento como cuidado y amor, pero este es un gran error. El amor no puede existir donde hay una adicción y un deseo de subyugar a otra persona.

El amor vive solo donde existe la libertad. Si los padres no aceptan a su hijo como una persona independiente y no le dan plena libertad de autorrealización, su energía bloquea completamente sus chakras principales, lo que le impide construir con éxito su vida personal. Una curación de relación kármica en este caso, es imprescindible para honrar el amor filial.

Técnica para la curación de relación kármica:

No importa qué tipo de cables de energía y accesorios tengamos, siempre hay algo que podemos hacer. Estoy hablando de autocuración. Permítanme compartir con ustedes una práctica muy poderosa que proporciona una curación de relación kármica. Esta práctica está dirigida a la liberación de los cables de energía negativos con una persona en particular.

Primero, debes averiguar a quién estás apegado. Date tiempo para pensarlo. ¿Quién te viene a la mente más a menudo? Escribe los nombres de todas las personas que piensas con más frecuencia. Después de todo, estas son las personas con las que tienes cuerdas kármicas.

Ahora tienes una lista de personas con las que tienes un vínculo energético. Sigue la práctica a continuación, comenzando con la primera persona en tu lista.

Pasos a seguir:

  1. Enciende una vela con la intención de deshacerte de los cables de energía negativos para (di el nombre y el apellido de la persona).
  2. Toma una posición relajada, cierra los ojos.
  3. Invita al yo superior de la persona a la que intentas dejar ir y sanar tu karma con ella. Para hacer esto, di tres veces: “Invito al Ser Superior de (di nombre y apellido de la persona) para la curación de la relación kármica y para eliminar los cordones de energía negativos que existen entre nosotros por el bien superior”.
  4. Visualiza en tu imaginación a esta persona frente a ti. Imagina cómo un rayo dorado sale de su chakra del plexo solar y entra en tu chakra del plexo solar. Concéntrate en ese rayo.
  5. Visualiza que estás mirando a los ojos de la persona. Di 8 veces: “¡Te perdono sinceramente por todo lo que has hecho!”
  6. Sigue concentrándote en el rayo de oro. Esta es tu conexión con la persona. A través de este rayo, su (Ser) Ser Superior recibe mensajes de ti en esta meditación. Mira a los ojos de la persona, di 8 veces: “¡Por favor, perdóname por todo lo que hice!”
  7. Sigue mirando a los ojos de la persona, di 8 veces: “Sinceramente y desde el fondo de mi corazón ¡gracias por todo lo que has hecho!”
  8. Ahora abraza a esta persona en tu imaginación, e imagina el rayo de amor verde dorado que sale de tu chakra del Corazón y entra en su chakra del Corazón . Acompaña este rayo con tu amor y las frase: “¡Te amo!” (Di 8 veces).
  9. Ahora, en tu imaginación, aléjate de esta persona con los brazos extendidos e imagina cómo, desde cada uno de tus chakras hasta sus respectivos chakras, estiras los cables energéticos de forma similar a los cables comunes (hay siete).
  10. Toma un encendedor imaginario, enciéndelo y comienza a quemar cada cordón, comenzando con el cable que conecta tu chakra desde Muladhara (primer chakra o chakra raíz, ubicado en la base de la columna vertebral) y terminando con el cable que conecta tu chakra Sahashrara (séptimo chakra o chakra corona). Realiza estas acciones con las palabras: “¡Te Perdono por completo y te dejo ir!”(8 veces).
  11. Una vez que hayas quemado el último cordón del chakra de la corona, imagina una pared de llamas entre tú y la persona visualizada. Al mismo tiempo, cada uno de ustedes está rodeado por un capullo dorado de amor divino. Estos capullos Dorados están curando todas tus heridas de los cordones quemados. Observa la llama entre ambos y, mientras arde, sigue diciendo: “¡Te dejo ir!”.
  12. Cuando la llama se haya disipado, te verás solo, rodeado por una luz Dorada, y te darás cuenta de que todas las emociones y limitaciones que se han encerrado en las cuerdas son solo una ilusión, una lección de vida que has superado.
  13. Da Gracias al Universo por esta lección y lentamente abre tus ojos.

El número de tales prácticas para cada caso es individual. Depende de la fuerza vinculante. Algunas veces es suficiente hacer esta práctica solo una vez. Pero aún así, para consolidar el resultado, es mejor hacerlo 8 veces para cada persona con la que estás tratando de sanar tu relación kármica.

Es deseable hacer una sanación de relación kármica con todos tus amigos. No te preocupes, la comunicación con ellos no se detendrá si ésta te interesa.

Después de esta práctica, la persona con la que cortaste las cuerdas de energía, sentirá que has dejado de alimentarlo con tu energía y tratará de recordarte a sí mismo y contactarte. Puede ser una llamada telefónica, un correo electrónico, otro intento de presionarte u otra cosa.

En otras palabras, él (o ella) intentará provocarte a sentirte emocional por algo, para que tú, una vez más, bajo la influencia de su provocación, le des tu energía. Él (ella) hará su mejor esfuerzo para restaurar las cuerdas. En este caso, trata de comportarte amablemente con él (o ella), no sucumbas a las provocaciones.

Después de eso, repite tu práctica de curación de relación kármica con esta persona una vez más para reforzar el resultado.

Repitiendo la curación de relación kármica

Llegar al fondo:

Puedes practicar la curación de relaciones kármicas tantas veces como necesites. A veces siento que tengo que volver a hacerlo con las mismas personas de las que ya he curado mi karma. Nuestra vida cambia cada segundo de nuestra existencia. Hoy sentimos que no tenemos apegos, pero cuando llegue mañana podremos sentir que nuestros viejos apegos vuelven a surgir.

Si sientes que la comunicación con algunas personas ya no es placentera para ti, significa que tienes energía para estas personas. Y a través de estos cables, estás perdiendo tu energía. Antes de distanciarte de estas personas, hazte un favor: primero haz una curación de relación kármica. Estoy segura de que no deseas atraer el mismo tipo de problemas de comunicación en el futuro.

Te invito a leer 8 maneras de eliminar las Energías Negativas que te someten y dañan tu vida!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.